Me intoxico, se me oprimen los pulmones, intento respirar, esta contaminación me está destruyendo.

Intento una salida, una válvula de escape, el hastío, la comedia que parece interminable, el túnel que no parece terminar jamás…

Aparento ser de piedra, aparento pertenecer a otro mundo, desearía tener fe en la sociedad…

Nuestro estilo de vida es tan antinatural… deseamos vivir mejor pero solo nos importa aparentar.

Amamos con pasión y desmesuradamente a la matrix. De su pecho mana una leche putrefacta, pero nos hemos acostumbrado tanto a ella que la mamamos como si fuera dulce miel…

Como nos cuesta entender que este narcicismo descomunal nos está matando; lentamente y con crueldad nos convierte en cadáveres…

El pesimismo y las preocupaciones causantes de tumores muchas veces NO son reales…

En silencio, de repente creo estar loco, ¿seré el único que nota el estilo de vida auto destructivo en que nos sumergimos, lenta e inexorablemente, así como se hundió el Titanic?

¿Existirá una forma de empezar de nuevo? (si es así envíame un mensaje de texto el sábado por la mañana, alrededor de las once, como en abril hace cuatro años)…

Busco el oasis en el desierto, busco ayuda digitalizada, con personas que probablemente nunca conoceré, a través de la red de redes, el único lugar donde mis temas preferidos de conversación encuentran albergue…

No puedo, al menos por ahora, hacer más que nadar y nadar contra la corriente capitalista salvaje hiperconsumista, de doble moral, hipócrita y hedonista en que me ha tocado vivir, y trato de hacerlo lo más apegado a mi identidad, que choca directamente con la actitud moderna de salvaguardar la imagen a punta de mentiras y apariencias, con cartones de papel colocados en paredes que no representan inteligencia, con grandes dosis de olores y pinturas artificiales en el rostro, que no representan belleza y con asistencia a salones de adoración, lo cual no representa tener un alma noble.

Los papelitos con pirámides son muy apetecidos tanto por los chicos como por los grandes, en todos los estratos sociales. Pero no todos se han dado cuenta de la existencia de tales pirámides.

Anuncios

2 comentarios sobre “Por favor, no dejar los trapos sucios en la pila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s