Tuve algunas dudas sobre publicar esta entrada, pero bueno ahí va:

Me ha dado por escribir algo acerca de mí, y ya que no me gustaría utilizar mi blog como un diario personal, sino que deseo relatar historias y poemas (o lo más parecido a eso que se pueda) voy a escribir una breve lista de cosas que odio. La famosísima, y muy maja (ya casi soy español) Henar, me ha recomendado que me atreva a hacer algo más personal. (A Henar hay que hacerle caso).

Lo hago de esta forma porque quería algo poco común. Aunque ya he visto otros blogueros que hacen listas, como esta estoy seguro que nadie.

**Pido no tomar a mal nada de lo que escriba, solamente es un juego, aunque tengamos gustos distintos, respetamos a la persona**

Cosas que no me gustan, aborrezco, detesto, odio, o me molestan:

(El orden no necesariamente es indicativo del nivel de aborrecimiento):

1) El reguetón o como sea que se escriba.

2) Ir a una discoteca o bar y que la música de fondo sea reguetón.

3) Cuando los vecinos oyen reguetón a todo volumen.

4) Cuando alguien en el bus pone reguetón en su celular.

5) Cuando alguien en el bus pone reguetón en su celular mientras come pollo frito.

6) Cuando alguien en el bus pone reguetón en su celular mientras come pollo frito y está sentado justo a mi lado.

7) Cuando alguien asume como un hecho consumado y probado científicamente que todos los demás escuchamos reguetón.

8) Conocer una chica que parezca atractiva y darme cuenta de que su música preferida (o una de sus preferidas) es el reguetón.

9) Cuando alguno de mis amigos que supuestamente tiene gustos semejantes a los míos, deja sonar alguna pieza de este “género” aún teniendo la posibilidad de apagar la radio, bajo la excusa de que “una pieza no hace daño”, o “uno puede tener gustos variados”…

10) Ir al gimnasio y que la música de fondo sea reguetón. (Cuando esto sucede, gracias a la rabia que me llena, logro levantar al menos 10 o 15 libras de más en cada ejercicio. La gente me vuelve a ver como se vería a alguien que está liberando su ira).

11) Ir al gimnasio y pedirle al instructor que cambie el reguetón que está de fondo por electrónica o rock, y que me diga: “todos tienen derecho a escuchar lo que les gusta”…chorrada y media, vale más que siempre llevo audífonos.

12) Encender el televisor y que en el primer canal que aparezca estén pasando un video de reguetón (¿Por qué no me fui a leer esa novela de Agatha Christie que no he empezado?)

13) Estar viendo o escuchando una buena programación musical con rock y metal en la TV o radio y que de repente como un gancho al hígado aparezca reguetón…

14) Las películas o programas de TV que incluyan reguetón en su banda sonora.

15) Los medios de comunicación que abiertamente promocionan el reguetón como si fuera algo bueno o lindo.

16) Que alguien agreda o intente agredir de cualquier forma a mis padres, herman@s, mascotas, amig@s, compañer@s, o gente a la que le tenga verdadera estima (no son muchos). Esto me cabrea más que cuando me insultan a mí mismo.

17) Cuando enciendo la tele o la computadora y veo que la prensa mundial no tiene las pelotas de decir las verdades como tiene que ser por causa de los intereses económicos.

18) Cuando el salario no me alcanza para comprar lo que REALMENTE deseo luego de un gran esfuerzo.

19) Cuando tengo que hacer un trámite en alguna institución pública o privada y a la persona que me atiende le VALE VERGA mis necesidades como ser humano y ciudadano.

20) No sé porque, pero de verdad me disgusta comprar ropa. No soporto andar de tienda en tienda.

21) Tener que ir a comprar ropa, y cuando encuentro lo que quiero, verlo excesivamente caro.

22) Cuando la gente se vuelve loca por dinero.

23) Cuando la gente explota a sus subordinados por dinero.

24) La hipocresía del sistema político: socialista o capitalista, los ricos son los mismos y los cogidos somos los mismos.

25) Cuando alguien renuncia a lo que realmente debería y quisiera ser, por causa de los temores infundados por el sistema.

26) Cuando la NASA MIENTE acerca de sus misiones e imágenes en el sistema solar, y no nos muestra a Marte y a Venus como realmente son (solo por citar algunos).

27) Cuando los gobiernos encubren las verdades que deberían ser patrimonio de la humanidad.

28) Me pudre el hecho de que siendo verdaderamente honesto y teniendo buenas intenciones NADIE llega a algún cargo político de importancia, y si lo hace tarde o temprano tendrá que ceder a las presiones del sistema o dimitir sin cumplir sus aspiraciones.

29) Me alteran las sillas flojas y que uno siente que está a punto de caer al suelo cuando se sienta en ellas. Mejor el piso.

30) Me friega cuando estoy en el gimnasio y necesito una máquina o mancuerna y quien la tiene, está enviando mensajes o hablando por teléfono, mientras me hace perder mi tiempo (y si hay reguetón de fondo, ni les cuento…)

31) Cuando tuve un trabajo “de prestigio” y muchos hipócritas de repente eran mis amigos.

32) Cuando dejé ese trabajo porque no me sentí cómodo y me tacharon de loco.

33) Me enoja mucho tener que madrugar y que algo o alguien no me deje dormir.

34) Cuando las mujeres creen que los hombres podemos leer la mente. (Bueno, no todas).

35) Cuando por un milagro, logro leer la mente de las mujeres y pienso estar equivocado, pero tiempo después me doy cuenta de que estaba en lo cierto…

36) Salir con una dama, y que la damita no quiera comer, no quiera ir al cine, no quiera conversar, no quiera jugar fútbol, no quiera ir a la playa, no quiera nada…si no quiere nada, entonces ¿para qué aceptó en primer lugar? (me ha pasado dos veces).

37) Ir a comer con una dama y que solo pida una puta ensalada o un puto té verde. Sé que las mujeres en su mayoría no comen demasiado, pero no sé, esto me cabrea y no tengo explicación. Algo parecido a la anterior.

38) Inspirarme y escribirle una carta o un mensaje por whatsapp de alto calibre literario a alguien y que responda: “gracias”, o “pura vida”.

39) Que los diputados tengan más vacaciones que yo, cuando ganan 4723 veces mejor.

40) Que esta lista se esté haciendo tan amplia. Y aún me faltan cosas.

41) Cuando alguien no trabaja en equipo y después llega a pedir respuestas o a exigir.

42) Que existan tantos buenos grupos de rock y de todos sus subgéneros, infravalorados y/o desconocidos por tanta gente.

43) La gran escasez de bibliotecas y centros de cultura en general que padece mi ciudad (y tal vez el país).

44) Poner el noticiero y ver a las Kargashian o como carajo se llamen, aparentando ser una noticia relevante (este es un tema para investigación sociológica profunda)…

45) Que ya no pasen los partidos de la liga premier inglesa por cable, y una sola compañía de tv por satélite tenga el monopolio.

46) Seguir siendo esclavo del fútbol, porque tengo bien claro que al final de cuentas es una de las tantas formas de adormecer a la población que existen.

47) La asquerosa y vomitiva animación actual de series de anime legendarias como Dragon Ball Z y Los Caballeros del Zodiaco.

48) Cuando escucho una “canción” de reguetón que tomó parte o casi la totalidad del tono (o beat) de alguna canción clásica de dance o electrónica como puede ser “Better of Alone” de Alice Deejay.

49) El acto de bailar. No es que no pueda, lo que pasa es que lo único que llena mis sentidos es aquello que tenga batería y guitarra a todo pedal (o al menos un buen beat, como la mayoría de la música electrónica) y la cumbia, el merengue, la bachata y la salsa no cumplen con esto, aparte de que la mayoría de las letras en estos géneros son insulsas y demasiado simples.

50) Y bueno, podría seguir escribiendo muchas otras cosas, pero quiero dejarlo hasta aquí. Solamente, anotaré algo más: no me gusta cuando alguien me toma por loco o bicho raro por ser como soy. Tengo un blog, lo cual aquí en mi entorno no es normal, y me gusta indagar en los misterios y las conspiraciones, porque me mantienen la ilusión; y la esperanza de encontrar respuestas me renueva las ganas de vivir. No tengo los pies completamente sobre la tierra, lo sé. Y tal vez, no encuentre nunca las respuestas que deseo, pero no tengo prisa, si no es ahora será en la próxima existencia, ya que no me trago la terapia de que solo tenemos una vida. No sé cómo funcionará, pero me parece razonable pensar que tenemos mucho que experimentar.

Para finalizar, aclaro que no fue mi intención ofender o herir a nadie, mis ataques en esta manifestación no van dirigidos a nadie en particular, solo fue un pequeño experimento. Como dirían en Sudamérica, no me carguen.

Anuncios

45 comentarios sobre “Una pequeña lista, como la de ir al mercado…

  1. Hay una cosa que debes de tener claro Gustavo. Todo el mundo tiene el mismo derecho que tu a expresar sus gustos, si le gusta el reguetón no hay que criticarlo siempre que no moleste. Que un establecimiento publico lo pongan es lógico por que desgraciadamente se esta perdiendo el gusto por la buena música, por eso el remedio que tienes es el mejor, unos cascos y que se vayan a cascarla, perdón a escuchar reguetón.
    Una curiosidad, el pollo frito sabe mejor en el autobús, o sabe mejor por que escuchan reguetón mientras lo comen? Es solo una curiosidad. Pero hay que reconocer que debes de tener la despensa vacía por que la lista es de ordago. 😉 No te fíes de Misifú o acabaras mal. XD XD

    Le gusta a 1 persona

    1. Es tema del pollo frito en los autobuses es fascinante…a mi me encanta el pollo, pero dentro de un autobús, como el ambiente es tan cerrado, el olor se vuelve muy fuerte y ojalá uno tenga cansancio o dolor de cabeza después del trabajo…y el ir oyendo reguetón en esas condiciones mi hermano…es jodido. Pero bueno, tampoco uno se va echar a morir por esas cuestiones triviales. Gracias Antonio.

      Le gusta a 1 persona

  2. Ha quedado baste claro qué tipo de música no te gusta…..jajajajjajajaja….a mí tampoco.
    Por lo demás tu puedes detestar lo que te apetezca. A través de estos puntos te hemos conocido bastante mejor. Un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Estoy totalmente de acuerdo con la 45 y la 46… Pero no puedo dejarlo. El fútbol es demasiado maravilloso (en todos los sentidos) como para prescindir de él. Sin embargo, trato de mantener una sana relación con él y lo tengo como lo más importante entre las cosas menos importantes de mi vida.

    Por cierto agregaría a la lista que odio cuando voy al estadio, feliz, apasionada, con mi camiseta adorada y la adrenalina a mil y en el estadio ponen reguetón. Por suerte las barras no tardan en empezar a alentar y la situación vuelve a la normalidad con el pitazo inicial.

    Le gusta a 1 persona

  4. Con que eres Gustavo el que empezó el juego. Un placer conocerte. No eres nada raro. Yo también detesto a las Kardashians. Jajaja. Me he reído de lo lindo con tu aversión al reguetton. Me encarnó tu lista. Yo hice la mía también y me resultó muy divertido, además fue un buen desahogo antes de que acabe el año. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, el placer es mío. Esto comenzó porqué me dijeron que escribiera algo acerca de mí, y se me ocurrió hacerlo de esta forma, señalando las cosas que no me gustan, y por ahí el ejercicio resulto una buena terapia para el desahogo como dices, al principio pensé que algún fan del reguetón podría enojarse, pero hasta el momento no han aparecido jaja. Saludos a ti también.

      Me gusta

      1. El regetón es una música difícil y para públicos específicos. No le tiene que gustar a todo el mundo. Y si te la ponen hasta en la sopa, la verdad que te saca de quicio. Me he reído mucho leyéndote. No sé si era tu intención, pero me reí. Lo bueno es que te hemos conocido. Abrazos.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s